Domingo con Rosita: Presentación y primeros pasos.

Hola de nuevo! Hoy quiero dar la bienvenida por fin a Rosita Pérez que, como ya te expliqué en esta entrada, empieza a colaborar con Badala Craft y nos enseñará poco a poco y de forma sencilla cómo iniciarse en el mundo del calzado artesanal. Hoy nos hace una presentación con ideas y materiales básicos. ¡Te dejo con ella!

 

¡Hola!

En primer lugar me presentaré. Mi nombre es Rosa y estoy muy contenta de poder compartir contigo (agradeciendo a Lydia este rinconcito tan acogedor que ha preparado para mí) mi pequeña pasión: diseño y confección de calzado.

Aún me queda un largo camino de aprendizaje por delante, pero te iré explicando desde materiales y herramientas hasta técnicas de cosido, tejidos, montaje del zapato… Verás cómo se pueden hacer unas sandalias estupendas con unas explicaciones sencillas y un poquito de imaginación. Iré mostrándote todos los pasos en imágenes que te ayuden a seguir lo que te cuente. Espero que te guste y disfrutes tanto como yo.

Hoy te voy a presentar la herramienta principal para confeccionar un par de zapatos: la horma.

horma-2

La horma es un molde tridimensional sobre el que se trabaja para casi todo a la hora de hacer un zapato. Tanto nos sirve para diseñar el modelo a realizar como para montar todas las partes que lo componen uniéndolas entre si sobre ella hasta terminar el zapato.

La horma con la que trabajo es una horma sin articulación y con ranura de esclava (foto). Esta horma permite el montaje de calzado plano y abierto por el empeine. La esclava (ranura que muestra la imagen) sirve para pasar el tejido que quedará entre los dedos en una sandalia.

Hoy en día las hormas se fabrican con polietileno de alta densidad, un plástico muy compacto y resistente, con una durabilidad mayor que la madera (material con el que se realizaban en el pasado y que aún los maestros hormeros utilizan para hacer manualmente los primeros prototipos) ya que durante la fabricación del zapato será necesario martillar y clavar puntas para ir ajustando los diferentes materiales (suela, piel, tela…).

De momento no ahondaré en los diferentes tipos de horma que podemos encontrar en el mercado y sus distintas aplicaciones ya que nos centraremos en calzados sencillos: bailarinas y sandalias.

Verás que se pueden aprovechar telas que tengas por casa, como por ejemplo unos vaqueros viejos ya que esta tela es muy resistente y relativamente fácil de trabajar, sobretodo si se trata de un tejano con fibras elásticas.

El próximo día comenzaré a hacer una sandalia desde la preparación de la horma con cinta de papel hasta el final.

¡¡Nos vemos pronto!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s